TARIFA MINIMA

Reglette regime

domingo, 13 de julio de 2008

COSAS DE CRAZYS EN CRISIS





Nadie duda de la presencia de la crisis ni nadie creía al Gobierno cuando afirmaba lo contrario, al revés- creo que normalmente cuando los políticos te dicen que no, lo más seguro es que si. Lo increíble en este caso y muchas veces en otros ámbitos tanto laboral como personal; se buscan causas y no soluciones. Que si la culpa es tuya….NO mía no es de …,pero, si yo le avise a ….claro yo lo leí, pero, pensé que no era conmigo,.. en fin cantidad de excusas sin sentido y que casi siempre te llevan a perder tiempo y no encontrar una respuesta que haga cambiar el cauce desviado de lo que se trata de justificar.


¿Qué si la culpa es de los americanos, que nos han arrastrado a este abismo con sus incesantes especulaciones financieras? ¿Ha sido nuestra propia burbuja inmobiliaria? ¿O se trata, más bien, que nos engañaban los economistas modernos al decirnos: que se habían terminado los viejos ciclos - utilizando términos cuando menos complicados y en un lenguaje poco popular: expansión, desaceleración, depresión de la demanda global? Joder si a mí lo que me cuesta es hacer la compra en el Carrefour…


Yo sugiero que –en lugar de recurrir a buscar culpables- y tratar de explicar lo inexplicable, ahorremos tiempo y enfrentemos la situación. Pasa algo similar al cuento del chico que gritaba Lobo!!!lobo!!! y cuando en realidad llego el Lobo… nadie le ayudo.


Por naturaleza tendemos al optimismo y creo que esto nos ha ayudado a sobrevivir. La Incredulidad o escepticismo, en cambio, exige esfuerzos y es costoso y por la tanto jode mas hacerlo. Se puede actuar alocadamente en las cosas pequeñas. Ahora bien, cuando se trata de asuntos importantes –y una crisis económica mundial lo es–, en contra de lo que sería nuestra propia naturaleza optimista, vale la pena echar mano del escepticismo y actuar y realizar planes de emergencia.


El día a día te hace escuchar a mucha gente y comparar. Aprendes mucho. Pues uno solo no es poseedor de la verdad, por eso no decidas, como mucha gente, en función de lo que crees, sino en función de lo que oyes y creas cierto.


No es muy buena idea creer las predicciones de los que llevan corbata, es más- me aventuro a decir que casi siempre van precedidas de interéses de diversos índoles. Conviene reírse un poco de la gente que se toma en serio a sí misma y, sobre todo, sus conocimientos. Nadie en concreto tiene la solución y menos que nadie aquellos que están convencidos de saberlo todo. Sopórtalos con amabilidad y afecto, pero no los sigas ciegamente. Ni a los sabiondos de las finanzas y de la política, tan sencillo como que piensa entonces: ¿Quién nos hizo llegar hasta aquí? ¿Otro listillo como este que ahora me da consejos?


Yo simplemente desde hace tiempo procuro cumplir ciertas normas básicas, como aquellas Normas del Buen Hablante y del Buen Oyente que nos enseñaban en primaria.


1) Aléjate de los perdedores empedernidos .Son contagiosos.
2) Se consecuente con los demás.
3) La mejor regla para todo en la vida es el BUEN uso del sentido común.
4) Nunca creas ciegamente a alguien como yo que te da consejos, escuchalos y si los ves adaptables a ti emplealos.


Nosotros no tenemos capacidad de decisión sobre tipos de interés en Frankfurt, actualización del precio del Oro en New York, ni del de la cebada, cacao, maíz o arroz en Singapur. No decidimos sobre fusiones empresariales de efecto directo sobre productos básicos. Ni sobre vertidos contaminantes en los ríos Amazonas o Congo. Ni de los datos de inflación estadounidense, ni de desempleo en España, confianza empresarial alemana o del consumidor sueco, producto interior bruto chino, y un millón de cosas más. Y todo ello nos afecta a todos.
Solo un detalle a tener en cuenta; desde que los neandertales aprendieron a utilizar la corbata de seda debemos ser precavidos- y aplicar la desconfianza “gallega”- cuando nos encontramos ante alguna de ellas.


Para terminar, alguien me puede explicar, cómo mientras nuestra economía sangra por sus heridas los banqueros proclaman sus 10.000 millones de euros de beneficios.


Crisis?????? you are Crazy ,men.




1 comentario:

Astrid dijo...

Es que esta es otra maxima de la economia Miguel............."cuando estamos mal los banqueros estan mejor que nunca........." en cualquier parte del mundo.
Otra "cuando estes mal mejor no te quejes porque puedes estar peor", asi que mejor animarse porque "al mal tiempo buena cara"................jejejjj parezco un vejestorio.
Suerte! !