TARIFA MINIMA

Reglette regime

miércoles, 18 de junio de 2008

CUANDO LA TRISTEZA ES CANSANCIO, SOLO DESCANSAR ES ALEGRIA.




A veces creo que la civilización ha conseguido volvernos locos a todos. Dormimos de 12 a 8, comemos de 2 a 3, cenamos de 9 a 10. Parece que nuestras actividades las decide el reloj y no nuestras ganas. Me parece que para algunas cosas si hace falta un cierto orden, pero, para otras es absolutamente incomprensible seguir el orden establecido.

Mi “rendimiento” va bajando, nunca me he preocupado por el tiempo en las carreras en las que me conformo con disfrutar de correr, se que para algunas personas es difícil entender eso de disfrutar y correr en una misma frase, pero, a mi me pasa. Últimamente me cuesta mucho, no sé, no rindo, no me motivo, no tengo ganas, en resumen que el cuerpo y la mente no están por la labor.

Y aquí entra un cuento que leí no sé donde ni de quien es , pero, que en mi memoria si se quedo y es más o menos algo así:

Había una vez un leñador que se presento a trabajar una maderera. Las condiciones de trabajo eran muy buenas, gran sueldo, así que se propuso hacer un buen papel.

El primer día su jefe le dio un hacha y le asigno una parte del bosque.

Afanado por hacerlo lo mejor posible salió a comerse el bosque con su hacha.

El primer día cortó 20 árboles y fue felicitado por su jefe.

Animado por esa felicitación se acostó temprano y se levanto a primera hora y salió al bosque.

A pesar de eso solo pudo cortar 15 árboles, “debo estar cansado “pensó. Y se acostó más temprano.

Decidido a batir su marca, fue otra vez al bosque, pero ese día fueron 10. Al otro día 7 y después 5 y en un día por la tarde llevaba 2 solamente. Preocupado por lo que diría su jefe, prefirió ir y decirle el mismo que se estaba esforzando al máximo y casi a punto de desfallecer.

Su jefe le dijo: “Cuando afilaste tu hacha por última vez?”

_Afilar? No… he estado ocupado talando los arboles..


Descansar, cambiar de ocupación, hacer otras cosas, es muchas veces una manera de afilar nuestras herramientas.

Hacer las cosas obligado o a la fuerza es un inútil esfuerzo de reemplazar la incapacidad con voluntad.

5 comentarios:

frasi dijo...

Gracias por el enlace. En breve, pondremos las fotos.

ojordo dijo...

De nada frasi, dime cuando puedas la pagina de vosotros y la pondre por estos lares, un saludo

khene dijo...

Gracias por el post. Ni que lo hubieras escrito pensando en mí. Eres un crack, tío ;-D

Nos vemos en O Corgo ;-)

Astrid dijo...

Hola Ojordo es Astrid. Felicitaciones, me gusta tu blog. Entrañable lo que le pones a Susana.
Con relación a lo que dices del cansancio y la falta de rendimiento, te cuento mijo.............................nadie te quita lo bailao ! ! !
Pa´lante es pa´llá
Saludos

ojordo dijo...

Gracias Astrid. Eso es correcto, nadie me va a quitar lo bailao y ahora mismo es simplemente un periodo de afilar el hacha, para seguir despues dando guerra. Saludos y abrazos para todos.